Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 728

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 306

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/cache.php on line 425

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Dependencies in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/class.wp-dependencies.php on line 15

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::init() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 407
Hoy Soporto… » Blog Archive » No sé qué somos, pero hoy me la luzco.
Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method sem_google_analytics::display_script() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/plugin.php on line 311

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::get_options() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 83
Hoy Soporto…

sobre los varios roles que nos toca desempeñar en la vida

No sé qué somos, pero hoy me la luzco.

Agosto 6th, 2008 by ClaudiaRita

Cuando nos vemos en una relación que quizás no podamos llamar amorosa en el momento, pero tampoco se define como una “simple amistad”, justo ahí cuando cortas el espacio entre los besos en las mejillas a la boca y el derecho al roce se hace efectivo, empieza eso en lo que te metes. Las mejores veces es por atracción, otras veces por gravedad (efecto que se da entre amigos de amigos que por salidas frecuentes, bonches y algo de vino simplemente sucede), por experimento (a ver que tal este o esta), compañía, deseo sexual o cariño. En fin, no se sabe lo que hay, nadie dice lo que siente, las llamadas se dosifican y el temor de dar más de la cuenta aparece.

Si se da el caso de que, por ejemplo, viene el festival de jazz y todos los amigos arman la salida, se suma entonces la incógnita: ¿que hago? ¿compro las taquillas para ambos, le propongo que vayamos juntos, no le doy esa importancia?… en fin, en vez de ser amigos antes que nada y planear un encuentro sin tantos reglamentos, empieza esa tontería que algunos llaman el juego del amor, pero la verdad es un disparate donde la lucha se trata de: “el que se enamora pierde” o “no le daré la oportunidad de que me haga un desplante”.

Y así en cada cabeza el “asunto” tiene un sabor diferente. Quizás una de las partes entiende que es una relación cool en la que salen de vez en cuando, disfrutan el momento y tienen sexo. Del otro lado, en el caso ideal y poco común se piensa lo mismo, o posiblemente la otra parte entiende que es el inicio y que con un poco de esfuerzo y cariño se puede llegar a algo más profundo. Ambas son legítimas, pero el asunto está en el egoísmo de buscar a la persona solamente cuando se le necesita, no tener el más mínimo sentido de calor humano, sobre todo en los típicos días especiales: 31 de diciembre, semana santa, cumpleaños, festival de jazz, concierto de U2,  entrega de tésis, etc.  Estos son los marcados en el calendario con el título “hoy me la luzco”.

Muchos factores como la soledad, la inexperiencia, la estupidez, la juventud, la inseguridad, el sexo, entre otros, son motivos para que este tipo de relación se sostenga. Y como es de esperarse, un día sin más, se desvanece poco a poco con un alejamiento involuntario pacífico y tal vez con alguna conversación de corte típica.

¿Que pasa después? Simplemente el tiempo. Hasta que un día de algún link bien aprovechado sale la coyuntura para el reencuentro, con una mezcla de timidez y alegría, la primera porque no sabemos si hay algún rencor guardado por ahí y la segunda es resultado de una especie de alivio por poder cerrar un capítulo incompleto del libro de tu vida. Pero es entonces donde se pueden descubrir cosas: primero que aquella de las partes, esa que tenía el título aquel en su calendario de “hoy me la luzco”, tiene unos recuerdos maravillosos, mientras la otra tiene que hacer un esfuerzo y rebuscar en los cajones del olvido para cotejar recuerdos paralelos en buenos términos. No debemos olvidar que en cada acción hay un antes y un después y si en uno de esos está algo que nos deja mal sabor, lo bonito también se va en conjunto para los desechos, algo muy adecuado cuando las personas deciden vivir sin amargura.

¿Por qué se dará ese fenómeno de renacer cosas del pasado? Seguramente por algún motivo hay una espinita, un vacío, una pérdida, una monotonía  o  algún remordimiento… todo es posible. Es aquí que podemos comparar entre las almas del mundo la nobleza del ser  que destacará a una de las otras.

Hay quienes con el tiempo comprenden que esa persona tenía un valor mal apreciado en su momento y le satisface saber que a pesar de todo queda un cariño puro, el mismo que desprende un abrazo sano y frente a todos cuando en la calle se topan incapaz de causar celos ni malos entendidos.

Hay quienes despolvan el viejo tesoro y renacen una amistad sin tapujos para descargar la soledad que les provoca su circunstancia actual, vestidos de inmensa comprensión y generosidad pero en busca de una satisfacción personal muy probablemente no definida.

Hay quienes liman asperezas porque las creen innecesarias en la vida, a pesar de su naturaleza orgullosa no se consideran malas personas pero también comprenden que un poco de aire fresco es bueno para el estrés y les sale el egoísmo de querer satisfacer una falta propia sin pensar que pueden perjudicar al otro.

Hay quienes solamente olvidan y se dan la oportunidad de “borrón y cuenta nueva”.

Lo que si tienen en común estas almas es el que aunque no lo digan textualmente quisieran rehacer el título aquel en su calendario que decía: “hoy me la luzco”, y escribir en su lugar: “un día que fui estúpid@”.

Posted in Simplemente Soporto

2 Responses

  1. Octavio Isaac Rojas Orduña

    Qué fantástico post.
    Me hizo tragar camote.
    En fin…
    Para avanzar, hay que dejar atrás cosas.
    Bien sea con el olvido o con el perdón.
    Las cosas tienen el valor que uno les asigna.
    Un abrazote.

  2. baakanit

    Retrataste muy bien esas relaciones en las que no se sabe bien dónde se está. Los amigos con beneficios, los booty calls, esos encuentros que sólo llenan el vacío existente.

    En esos días en los cuales la personas se la pueden lucir y no lo hacen, uno comienza a entender más o menos que tan importante es en la vida del otro.

    Hace un tiempo salía con una chica que ni para año nuevo, ni para el día de mis cumple, se digno en llamarme, desde ese momento entendí, que la cosa no era para tomarse en serio, sino más bien con cierta dejadez

Leave a Comment

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.