Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 728

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 306

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/cache.php on line 425

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Dependencies in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/class.wp-dependencies.php on line 15

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::init() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 407
Hoy Soporto… » Blog Archive » Monólogo de Sofía (tercera parte)
Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method sem_google_analytics::display_script() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/plugin.php on line 311

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::get_options() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 83
Hoy Soporto…

sobre los varios roles que nos toca desempeñar en la vida

Monólogo de Sofía (tercera parte)

Diciembre 6th, 2008 by ClaudiaRita

Así quedé postrada en mi cama, sumergida en amargura. Las aspirinas no hacían mucho por mi. Sebastian se acostó a mi lado sin hacer ruido. Pensó que dormía, estaba totalmente oscuro. Esperé un rato para que él se durmiera hasta que no pude aguantar más las lágrimas, empecé a llorar y antes de romper el silencio me fui a la sala para no despertarlo.

Me sentí extremadamente abusada, impotente y dolida.  Tenía ganas de consolar a la niña que había dentro de mi y decirle que ella no hizo nada malo. Me preguntaba: ¿Por qué coño le había dado tanto espacio en mi vida a estas personas?, ¿Por qué les dediqué todas mis vacaciones y mis navidades? ¿Por qué me dejé exigir tanto de gente tan atrasada? ¿Que coño importa si pinto el fondo de mi cuadro del color que me venga en gana? ¡Buenos estúpidos! ¿Quién diablos dijo que mi hija no se pude poner un vestido marrón? Si la moda infantil española es famosa por su buen gusto ¡envidiosos!. ¿Cómo mi abuela tuvo la cachasa de enganchar una foto mía con la amante de mi papá de ese entonces en su sala y para colmo la esconde cuando yo voy de visita? Me halaba el pelo para descargar la rabia de haber regalado mi tiempo y mi buena voluntad a quien no lo merecía y daba vueltas de un lado para otro hablando conmigo misma.

¡Gran vaina que tengamos aretes, tatuajes y pelos largos! El marido de mi prima Helen tiene un hijo en la calle, no trabaja, le pega cuernos con cualquiera y nadie dice nada. Mi prima Francina después que se hartó de estar de Retiro en Retiro de la iglesia quedó preñada en la adolescencia de un maldito que la golpea, al cual mi abuela adora porque la vive adulando. La tía Pura no es más que una pura hija de la gran puta, que nunca se ha ocupado de sus cinco hijos repartidos entre sus hermanos y algunos de ellos ni saben quiénes son su padres. El tío que me reclama haber usado pastillas anticonceptivas es un hombre cruel con su pareja y que tampoco se ha ocupado de sus tres hijos debidamente, un verdadero egoísta.

Tengo que admitir que sólo recordaba sus defectos, los cuales además eran abominables, imperdonables, injustificables. Los culpé a todos: a mi madre por tonta, por dejarme exponer a tanta mierda y a mi padre por indiferente, por hacerme sentir el deber absoluto de estar junto a ellos siempre, repetírmelo como El Credo, creándome así un compromiso  y una responsabilidad mucho mayor que el que le inculcó a sus otros hijos.

Decidí que ya no más. No disfrutarán de nosotros; de oír a mis hijos reír y cantar, de verlos correr y crecer, además, llevándose la satisfacción de sentir parte del crédito. No le cortarán sus alas, ni le frustrarán sus sueños. No me da la gana que mi tía, la costurera, haga bromas con sus defectos y los compare con las supuestas virtudes de sus nietos. No tienen moral para opinar en sus decisiones ni de juzgar sus acciones. No van a confundirlos con un pudor morboso y sin fundamento.

Elegí esa noche con más fuerza mis batallas respecto a mis hijos. Definitivamente no agotaré mis armas frente al largo de sus cabellos o el color de sus ropas. Mi batalla es que se eduquen bien, que sean sensibles, libres, responsables, que no se dejen complejar de su aspecto por la envidia de otros y que se acepten a sí mismos. Mi triunfo sería lograr que sean solidarios con quien lo necesita y tengan sentido de justicia en diferentes circunstancias. Que no sean personas de las que se prestan a colgar en la pared fotos de las amantes de sus hijos casados utilizando la inocencia de un niño como si eso no fuese nada.

Dejé de llorar después de un largo rato, se me agotaron las lágrimas. Empezaba a recobrar fuerzas. Me reconstruía por dentro. El dolor de cabeza se fue, quedé recostada en un sillón de la sala mirando hacía el balcón. El cielo que había estado lleno de nubes, empezó a mostrar algunas estrellas.

Decidí olvidar, limpiar mi memoria, empezar de cero. Que carguen ellos con su soledad, con el concepto familiar de sentarse solamente a hartarse las panza sin saber nada entre unos y otros. Ya yo estaba paga, 39 años de mi vida eran suficiente, hacía 9 que sobrepasaba la pena máxima.

Sebastian se levantó al no sentirme en la cama. Le pedí que se sentara en el sillón, yo me senté en sus piernas. Le dije que ya el dolor de cabeza se me había pasado, que prefería pasar la fiesta de Reyes en casa y hacer nuevos planes para las fiestas por venir. Le conté de la mujer de la foto y unas cuantas cosas más. Concluí con un: “ya es suficiente, no quiero hablar sobre ellos”.

Me acarició el pelo durante un buen rato, me sentí feliz y relajada. Así nos fuimos a la cama.

*FIN

Posted in Soporto un Cuento

8 Responses

  1. Mayaví

    Diache Claudia :’) Que cosa ni má bonita. Sería un palo publicar tu cuento en tres partes en el periódico. Claro, que tendrías que buscarte un pseudónimo. :)

  2. Itziar

    Para ganar la batalla de que se eduquen bien, que sean sensibles, libres (sobre todas las cosas), responsables, que no se dejen complejar de su aspecto por la envidia de otros y que se acepten a sí mismos en Santo Domingo, hay que tener unos ovarios bien formados. A donde sea se cuecen habas, pero para extender los brazos y ver más allá del litoral costero de la isla…definitivamente el cruce del Atlántico es un gran paso. Me gusta mucho tu narrativa. Felicidades.

  3. Themys

    Muy bueno, Claudia. Me imagino tantas familias con muchos de esos prejuicios. La rabia y la impotencia las haces sentir muy bien entre las letras.
    Un saludo.

  4. Multifacetica

    Ay ClaudiaRita! Si supieras todo lo que me has hecho recordar. Esta muy bueno este monologo. Creo que lo mas importante es como le haces sentir al lector exactamente lo que sofia esta sintiendo. Aveces la familia hay que tenerla lejos bien lejos porque aveces dana las cosas buenas y nuevas que tratamos de crear para nosotros mismos.

    Un Abrazo.

    Ah! Y Feliz Navidad! :D

  5. baakanit

    Analizando nuevamente esa foto de la amante junto a Sofía que a la abuela le gustaba tanto, me he puesto a pensar y a sacar de mi propia experiencia, me recuerda a lo que me dice mi mamá a cada rato:

    “A mí si me gustaba esa noviecita que tú tenías, esa era una niña buena, yo no sé porque tú la dejaste.” Ella me dice eso a cada rato, no puede dejar de compararla con mis nuevas relaciones.

    Quizás a la abuela le gustaba más la amante, que la madre de Sofía, a ella quizás le hubiese parecido mejor nuera esa amante. Y colgar esa foto, además de hacerlo lo hace para mostrar que aquella le parecía mejor. Así como lo hace mi mamá a cada rato.

    Las relaciones entre familias a veces resultan complicadísimas, tanto favoritismo, tantas competencias, tanta hipocrecía.

    La mejor manera es esa que intentó Sofía para sacárselos del sistema.

    Saluditos Claudia, sigue escribiendo y compartiendo con nosotros tus escritos, te queremos con tus tatuajes y tus aretes virtuales ;)

  6. Karol_a

    Muy bien Claudia, lo debiste hacer antes, tu escrito es muy bueno, un placer conocer tu blog mediante el de Baak.
    Y que tienen de malo los aretes y los tatus?
    afú , pues una cosita más para hacerme más mala aún que la quina entonces jaja, mi rebeldía y encima, tengo tres tatus uno en el hombro, otro en la cadera otro en la nalga pequeñito, pero tatu al fin y un pendiente en la nariz, otro en el ombligo y las orejas llenas de aretes jaja , vaya no sabía yo que eso era malo, pues ala que se zurzan… jaja.
    Un saludo Claudia.

  7. ClaudiaRita

    Maya, quien sabe y algún día tengo la oportunidad.
    Itziar, así es, criar a los hijos en esta sociedad es andar con el cuchillo en la boca.

    Themys y Multifacetica, mil gracias. Las familias son complicadas, unas llegan a la exageración.

    Baakanit, si supueras que tengo un amigo que se divorció, y todavía uno va a la casa de su mamá y tiene la foto de su boda en un marco.

    Karol, bienvenida! Je je, hay que ser un poco rebelde!

    Muchas Gracias a todos! me alegra que les haya gustado.

  8. baakanit

    Karolita esos tatus no me lo has mostrado ;)

    Están medias tenebrosas Claudias esas historias con marcos de gente divorcidada, qué se pue hacé?

Leave a Comment

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.