Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 728

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 306

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/cache.php on line 425

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Dependencies in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/class.wp-dependencies.php on line 15

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::init() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 407
Hoy Soporto… » Blog Archive » Aceptar la crítica y la denuncia es parte importante del desarrollo de un país: Una reflexión sobre la respuesta dominicana frente a la problemática migratoria haitiana.
Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method sem_google_analytics::display_script() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/plugin.php on line 311

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::get_options() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 83
Hoy Soporto…

sobre los varios roles que nos toca desempeñar en la vida

Aceptar la crítica y la denuncia es parte importante del desarrollo de un país: Una reflexión sobre la respuesta dominicana frente a la problemática migratoria haitiana.

Marzo 27th, 2008 by ClaudiaRita

El tema dominico haitiano, sin duda, es uno de los más controversiales en cuanto a nuestra situación y política exterior y es un gran ejemplo de lo que significa la manipulación tanto mediática como mental a un país.

El enfoque que los dominicanos le dan al tema deliberada e irresponsablemente es preocupante porque deja mucho que decir sobre la poca evolución social, política e intelectual en la República Dominicana. Me explico: en los últimos años una corriente lídereada por dos sacerdotes católicos, el belga Pedro Ruquoy y el británico español Christopher Hartley, ha logrado hacer conferencias y exhibir un documental llamado “Esclavos en el Paraíso” en varios países de Europa y América denunciando el abuso que existe en los bateyes dominicanos contra residentes haitianos que se dedican al corte de la caña y a los cuales se les priva de regularizar sus documentos, como también, aún en contra de nuestra propia Constitución, se les niega la nacionalidad a los hijos de estos nacidos en suelo dominicano. Igualmente, la cinematógrafa cubana Amy Serrano, en su película “Sugar Babies” enfoca principalmente a los niños que crecen bajo estas condiciones sin esperanza ni oportunidad de una vida mejor. Acusan directamente a las familias Vicini y Franjul de ser los beneficiarios de la mano de obra en los bateyes, y obviamente al gobierno (actual y anteriores) por hacerse de la vista gorda frente al tema.

Entonces, donde viene el punto que quiero explicar es en la reacción de los dominicanos. Muchos se han sentido, gracias a la manipulación de los medios, como que es un ataque personal contra la población, que nos quieren invadir y que nos quieren presionar potencias extranjeras para unir las dos naciones. Ha salido un brote de patriotismo a mi parecer un poco ridículo porque esto no tiene nada que ver con patria. Primero, independientemente de que haya o no alguna razón oculta para sacar algún beneficio de este tema, lo que hay que aceptar es la verdad de los hechos, y que si estas dos familias tienen que desmentir cualquier cosa, pues bien, pueden valerse de abogados y leyes para levantar un proceso. Dos familias no representan a la población dominicana por más dinero que tengan. Segundo, aceptar críticas y denuncias es un deber. No somos el primer país donde se le hace una denuncia a una empresa, gobierno o clase dominante. Tercero, que nos utilicen como pueblo para defender los intereses particulares de algunos empresarios, viviendo en un país de tanta injusticia social, es un chiste de mal gusto.

Yo estuve en una de las ponencia de estos sacerdotes católicos en París, en la primavera del 2007. Ambos señores han sido deportados de la República Dominicana sólo por censura, mientras tanto, muchos otros extranjeros de Europa y de América del Norte trafican con personas, prostituyen menores, ejercen el narcotráfico y nadie los deporta de nuestro país. Luego de la ponencia, al día siguiente leí la publicación en los periódicos dominicanos y todo era un juego de palabras; decían que los dominicanos se habían quejado y defendido dignamente al país. Las acciones de los dominicanos en París se limitaron a justificaciones sin bases refutadas acertadamente por los expositores y simples conversaciones de pasillos que no pasaron a mayor. La semana pasada, un año después, sé que llegaron a la embajada dominicana en París 49,000 firmas recogidas por una ONG que solicita la regularización y el cumplimiento de la ley laboral dominicana sobre los obreros haitianos, entre otras cosas concernientes a los derechos humanos. Para sorpresa de los que aseguraban que eso iba a ser un escándalo de dos meses.

Personalmente estoy convencida que a pesar de que estas denuncias son una GRAN verdad, creo que es la mitad de TODA la verdad. Creo que por parte de los países poderosos hay una gran hipocresía detrás de todo esto porque nadie debe olvidar que han sido ellos los que han apoyado a dictadores devastadores en ese país vecino. Cómo explicarle a un extranjero que no solamente fuimos colonia haitiana, si no, que Haití fue el primer país en toda América que hizo su independencia. Muchos dominicanos de principios de siglos pasado aún cruzaban la frontera para estudiar en sus escuelas las cuales eran más sofisticadas que las dominicanas. Que aún en los años 60 y 70 el turismo que visitaba la isla iba a los hoteles en las costas haitianas, ya que nosotros no habíamos desarrollado esa industria. Y precisamente es ése mismo país hoy el más pobre de Latinoamérica. La hipocresía es tal, que si se cuenta el flujo de salida migratoria al extranjero entre los dominicanos y los haitianos, la apertura de los dominicanos a tierras extranjeras es muchísimo mayor, lo que indica claramente que los países poderosos prefieren acoger en su territorio a un dominicano mezclado (racialmente hablando) que a un haitiano.

Indiscutiblemente pienso que si a la República Dominicana ciertamente la quieren vender como un país en vías de desarrollo, debe de empezarse por una regularización de extranjeros (de todas las nacionalidades) en el país, como hacen todos los países avanzados: abren amnistías, controlan sus fronteras, refuerzan el control de la corrupción consular en los países donde hay más intento de migración ilegal, se hacen cumplir nuestras leyes y constitución sin distinción de origen, etc. Así funciona la democracia.

Estar haciendo berrinches cada vez que muestran los documentales en un cine extranjero nos deja como unos intolerantes, mientras los implicados desde sus casas se escudan detrás de estos brotes ridículos de patriotismo, brotes que no se manifiestan cuando se venden nuestras playas y se hacen acuerdos con empresas extranjeras que NUNCA nos benefician como nación. Es una cobardía no admitir la realidad, provocada además por unos cuantos, y sobre todo, es una estupidez no reconocer la gravedad de esta situación. Somos una isla más pequeña que Cuba dividida entre dos países, donde hasta un árbol que cae en Haití nos afecta.

Aún hoy se sigue la lucha contra el tema del abuso de mano de obra haitiana y si el gobierno no se toma seriamente esta situación los que terminaremos perdiendo somos los dominicanos. Finalmente cuando el problema se salga de las manos el gobierno probablemente terminará cerrando el caso de la manera más fácil: entregando nacionalidades y residencias sin reparos legales sólo por quedar bien frente a los poderosos y para que no se vuelva a tocar el tema en un largo tiempo.

No sería justo finalizar este tema sin mencionar que es un hecho que la República Dominicana por su condición de vecino le sirve de ayuda a Haití. Que la gran mayoría de la población haitiana que habita en suelo dominicano no se dedica al corte de la caña. Que gran parte de lo que se invierte en hospitales públicos dominicanos es utilizado por los haitianos. Que efectivamente existe además una inmensa población dominicana pobre, analfabeta y sin documentos que convive míseramente en iguales condiciones de pobreza con los haitianos que habitan en República Dominicana. Aún así, esta situación ni es sostenible para ninguna de las partes ni hace respetar las leyes y los derechos humanos. No son justificantes de malas acciones ni nos libran del deber de cumplir acuerdos internacionales firmados por nuestros gobernantes.

Posted in Soporto Denunciar, Soporto Política

5 Responses

  1. bohemio64

    El drama de la inmigracion haitiana a Rep Dom. no es diferente al de tantas otras migraciones en todo el mundo. El inmigrante se usa como chivo expiatorio sobre quien cargar los males que los politicos de turno no pueden o no quieren resolver.

    Son las leyes del pais y la manera como se cumplen, o mejor dicho como se incumplen, lo que crea las condiciones para el maltrato de seres humanos que cruzan la frontera en busca de mejor vida.

    Los Vicini y los Franjul, no son diferentes a las empresas de los Estados Unidos que traen inmigrantes en su mayoria mexicanos y de Centro America y los ponen a vivir en condiciones infrahumanas.

    Es una hipocresia tanto en Quisqueya como en gringolandia. Por un lado le quieren cerrar el paso al inmigrante ilegal por ser precisamente eso, alguien que viola nuestras leyes al penetrar a nuestro territorio ilegalmente, pero por el otro lado le abren una puerta para ingresar al pais de forma ilegal bajo la mirada indiferente de quienes traicionan la patria y sobornados protegen otros intereses.

    Las cosas seran asi mientras haya un grupo de poderosos que cubiertos de impunidad no se vean forzados a cambiar. El inmigrante ilegal es buen negocio donde quiera. Es asi porque esos poderosos lo quieren mantener asi y no tienen el minimo interes en cambiar. Asi es en Quisqueya, en gringolandia, y en cualquier parte del mundo donde no se implemente una reforma migratoria real y efectiva.

  2. Christos

    Claudia. La solucion es comprar un terrenito en algun lugar de Madagascar y llevar a los haitianos para alla; luego dejar ese terreno virgen por el proximo siglo.
    No es la primera vez que una solucion como esa se implementa (Liberia), ni que se sugire (Israel).
    ¿Que pasara con las ciudades desiertas? Pues, la catastrofe de Chernobil dejo una ciudad fantasma que demuestra como la biodiversidad se apodera de ella y la reclama.
    Son mis dos centavos.

  3. ClaudiaRita

    Bohemio:
    Independientemente de que en otros lugares pasan cosas similares, esa no es justificación alguna para mantener esta situación, primero porque los hijos de los ilegales en USA aún siguen siendo ciudadanos y nos se les priva de su documento de identidad ni de ir a la escuela. Por otro lado, si el Gobierno dominicano no responde, y empieza a tomar medidas, al final terminará cediendo a lo que piden las potencias que tampoco se quieren echar ese problema encima.Por último, precísamente como en muchos países hay quienes denuncian empresarios, ¿desde cuando deben los ciudadanos de un país tomarse eso como algo personal?.

    Christos: ¿Esa solución sería la ideal para quien?, primero RD no cuenta con tierras ni PODER para mover gentes, segundo, no somos los dominicanos que podemos decidir el destino de un pueblo vecino y moverlos como si fueran vacas. Yo lo que planteo es nuestra posición respecto a nuestras posibilidades REALES y la reacción errada de hacer berrinches porque acusen a unos empresarios.

  4. bohemio64

    Claudia: Me refiero mas a las leyes que no se cumplen y a la impunidad de esos poderosos. Se me ocurre aspirar a la presidencia dominicana y prometer construir un muro por toda la frontera dominico-haitiana. Creo que yo ganaria de calle.

  5. Si a eso vamos...

    No defiendo a nadie…pero si ha sacr cuentas vamos una cantidad bestial de empresas internacionales, las conocidas multinacionales explotan niños, mujeres y hombres EN TODOS LOS CONTINENTES de este mundo, Incluso se escribio un libro llamado EL LIBRO NEGRO DE LAS MARCAS, donde se dan detalles de cada una de estas multinacionales, de los cargos que enfrentan en diferentes paises y continentes del mundo.Y por favor recuerden que vivimos en MEDIA ISLA, es decir, no podemos establecer las mismas reglas y leyes que en paises con una extensa cantidad de territorio…despierten..NO VIVIMOS NI EN EUROPA, NI EN UNA SUPERPOTENCIA. Nuestros recursos son muy, pero muy limitados.

Leave a Comment

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.