Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 728

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 306

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/cache.php on line 425

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Dependencies in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/class.wp-dependencies.php on line 15

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::init() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 407
Hoy Soporto… » Blog Archive » ¿Qué hicieron de tu vida? Segunda parte
Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method sem_google_analytics::display_script() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/plugin.php on line 311

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::get_options() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 83
Hoy Soporto…

sobre los varios roles que nos toca desempeñar en la vida

¿Qué hicieron de tu vida? Segunda parte

Abril 19th, 2008 by ClaudiaRita

Al lado del almacén del abuelo Edmón, vivía Pula, ella se encargaba de la bodega desde muchos años y de la terraza que estaba en la parte trasera dónde se sentaban los amigotes del abuelo a beber y hacer historias. El sobrino que Pula crió, Solano, ya tenía 20 años y era policía, aunque no vivía en el campo, iba frecuentemente a visitarla. Siempre se paraba por el almacén a saludar y le decía algún cumplido a la tía Olaya, la cual samura al fin, contestaba con algún sonido que parecía un :”uhu”.

Cada vez las visitas de Solano a su tía Pula eran más frecuentes. Aunque jamás lo demostraba, la tía Olaya disfrutaba un poco del cortejo, ya se iba sintiendo como una señorita. Las trenzas pasaron a la historia, ahora se hacía una media cola para verse más adulta. Sin embargo, ser la novia de un simple policía no le interesaba realmente.

Muchas veces acompañaba al abuelo al pueblo junto a algunos de sus hermanos menores a cualquier diligencia de negocios. Casi siempre pasaban por la fábrica del señor Alfonso, quien compraba las hojas de tabaco que el abuelo plantaba. Su hijo Alfoncito por las tardes ayudaba en la fabrica, era un joven ya bachiller, algo buen mozo y que iría a estudiar ingeniería a la capital en unos meses. En lo que el abuelo y don Alfonso se ponían al día entre números e historias, la tía pretendía estar pendiente de sus hermanitos para evitar mirar a Alfoncito más de la cuenta, el cual se percataba vagamente de que ella lo miraba. Ya cuando el abuelo hacía intención de irse, Alfoncito se acercaba a despedirse, la tía se moría de vergüenza y de los nervios se le hacía un nudo tal en la lengua que empeoraba aún más murmurar un “adios”.

Y así, tía Olaya empezó secretamente a fabricar un mundo en su cabeza; recordó que su tía Rosa, la hermana menor de su mamá, una mujer extraordinariamente moderna y alegre, cursaba en la capital su cuarto año en la facultad de medicina. Inmediatamente se vio yéndola a visitar y paseando con Alfoncito por alguna calle llena de árboles y de personas sofisticadas. Pensó que quizás sería bueno que terminara su bachillerato y por qué no, terminarlo en la ciudad. No le pasó por la cabeza el siguiente cálculo: de sus 7 hermanos habían 4 estudiando en un internado católico, cosa que el abuelo Edmón reprochaba, no sólo por el dinero que se gastaba en estudios, el cual, muchas veces era la abuela Julia que se lo quitaba a escondidas, si no, porque no tenía quien lo ayudara en su trabajo. Las dos niñas y el niño menor que restaban habían empezado a ir a una escuelita que doña Juana Mendoza, una señora viuda que tuvo que regresarse al campo a atender a su madre enferma, para ganar un dinerito habilitó en una enramada a 15 minutos andando de la casa.

Cuando la tía Olaya empezó a sugerir lo de terminar sus estudios, fue censurada de seguir con el tema por un tiempo con la excusa de que era la mayor, sabía lo que necesitaba saber y que debía esperar un momento más oportuno para hablar del tema con el abuelo.

Continuará…

Posted in Soporto un Cuento

One Response

  1. baakanit

    Me han gustado mucho tus descripciones, leyéndolas, recuerdo situaciones similares que me hacen pensar que la vida del campo, la experiencia de muchas personas se parece.

    Saludos,

    Prosigo…

Leave a Comment

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.