Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_Page::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 594

Strict Standards: Declaration of Walker_PageDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 611

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_lvl() should be compatible with Walker::start_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_lvl() should be compatible with Walker::end_lvl(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_Category::end_el() should be compatible with Walker::end_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 705

Strict Standards: Declaration of Walker_CategoryDropdown::start_el() should be compatible with Walker::start_el(&$output) in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/classes.php on line 728

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class wpdb in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 306

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Object_Cache in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/cache.php on line 425

Strict Standards: Redefining already defined constructor for class WP_Dependencies in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/class.wp-dependencies.php on line 15

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::init() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 407
Hoy Soporto… » Blog Archive » ¿Qué hicieron de tu vida? Tercera parte
Strict Standards: call_user_func_array() expects parameter 1 to be a valid callback, non-static method sem_google_analytics::display_script() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-includes/plugin.php on line 311

Strict Standards: Non-static method sem_google_analytics::get_options() should not be called statically in /home/hoysopor/public_html/wp-content/plugins/sem-google-analytics/sem-google-analytics.php on line 83
Hoy Soporto…

sobre los varios roles que nos toca desempeñar en la vida

¿Qué hicieron de tu vida? Tercera parte

Abril 25th, 2008 by ClaudiaRita

Entre todo este desencanto, llegó una buena noticia: la tía Rosa estaría en el pueblo toda una semana y todos en casa, sin falta, tendrían que ir a comer este sábado donde mamá Lala. Aunque la tía Olaya no era una joven de grandes expresiones, esta vez su alegría inexplicable se hacía muy visible. Quería pedirle a la tía Rosa que intercediera por sus estudios y seguramente mamá Lala estaría de acuerdo.

El día del almuerzo en casa de mamá Lala, tía Olaya se las ingenió para ayudar a la tía Rosa a arreglar sus pertenencias y así hablaron del tema de sus estudios. Cuando ambas se integraron con los demás que estaban en el patio, la tía Rosa dijo: “es importante que Olaya termine su bachillerato, si quieren puedo hablar con las monjas del Serafín que está al lado de mi casa en la capital y si ella quiere puede venir conmigo”. Inmediatamente la abuela Julia dijo: “estoy de acuerdo con que estudie, pero no se va a ir a la capital, ella no tiene edad para eso, si quiere la podemos mandar al internado aquí en el pueblo”. El abuelo Edmón visiblemente incómodo y con varios tragos encima dice: “pero si ella hubiese querido seguir ¿por qué se regresó con nosotros al campo? Yo no puedo gastar más dinero Julia, tu no sólo te conformas con que estudien, además tiene que ser en colegios de pago” . Cómo todos los miraban con indignación y la tía Olaya , cabizbaja y echada a un lado se echó a llorar, luego agregó: “ Bueno… Julia, háblate con las monjas, seguro nos hacen un descuento si le explicamos el caso”. La abuela Julia, sonrió porque sabía que con o sin descuento daba igual, ella le robaría el dinero si fuese necesario.

La tía Olaya, seguía con los ojos aguantándose las lágrimas, su tía Rosa se le acercó y le dijo: “Olaya, pero ya te van a mandar a la escuela, da igual si no es en la capital, como quiera podrás irme a visitar cuando gustes”. Ella no podía explicar que la historia de amor que tenía en su cabeza era la causante del llanto, pero se consoló un poco.

Luego del almuerzo oyó al hermano que la seguía en orden de edad, tío Teo, hablar con un amigo que pasó por el frente de la casa, por curiosidad se asomó y vió que se trataba de Alfoncito. Sacó valor desde muy dentro y logró acercarse a decir que mamá Lala iba a poner café y hacía el intento de esconder detrás de tío Teo su rostro sonrojado, éste sin percatarse seguía hablando amenamente de estudios y planes para el futuro, en eso ella interrumpe y dice: “yo también voy a estudiar aquí con las monjas, pero luego quiero ir a la capital…”. Teo agrega en tono de burla: “que capital ni que nada, ¿qué vas a hacer tu allá? Ese no es sitio para ti” y se ríe un poco. Ella se avergüenza pero en eso Alfoncito interrumpe y dice: “que va Teo, bien que ella puede estudiar en la capital, mira a Martha mi prima, después que enviudó está estudiando enfermería y nos ha sorprendido a todos”. La tía Olaya se sintió volar y le dijo : “bueno de todas maneras mi tía Rosa me prometió invitarme a ir con ella en vacaciones”. Alfoncito, muy elegantemente dice: “pues me lo dejan dicho con mi padre para estar pendiente y así nos veremos por allá cuando gusten, tu también Teo. Bueno me tengo que ir, gracias por el café, será para la siguiente ocasión”.

De vuelta a la casa en la cama del camión del abuelo, miraba hacia el frente buscando que la brisa le disimulara la inmensa sonrisa que traía en la cara. Ya el mundo que se había construido en la cabeza contaba con elementos más reales, aunque la fantasía crecía cada vez más.

Continuará…

Posted in Soporto un Cuento

One Response

  1. baakanit

    “ella no tiene edad para eso”

    Es interesante ver como la gente del campo mira a la Capital. ”

    “No tienes edad para vivir en la capital, te hace falta tigueraje.”

    Creo que escuché esa frase una vez.

    Bueno sigo con la lectura.

Leave a Comment

Please note: Comment moderation is enabled and may delay your comment. There is no need to resubmit your comment.